Los paisajes de Asturias se caracterizan por encerrar una belleza muy particular donde abunda la variedad de fauna y flora así como una riqueza histórica y cultural invaluable. A continuación compartimos con vosotros una selección de cuatro rutas imprescindibles y aptas para cualquier tipo de transeúntes.

La Senda del Oso

Por su extensión, lo más recomendable es hacerla en bicicleta, aunque también se pueden hacer rutas de senderismo por un trayecto parcial. Conecta los puntos de Proaza, Teverga, Quirós y Santo Adriano. Además de su entorno verde y paradisíaco podemos encontrar en su área recreativa a las osas Paca y Molinera que viven en cautividad y que fueron rescatadas.

Ruta de las Xanas

Las Xanas son seres mitológicos de la cultura popular asturiana y tienen apariencia de mujeres con largas cabelleras que según se dicen se sitúan cerca de los ríos peinándose. La ruta recibe este nombre también en honor al arrollo de las Xanas y cuenta con un trayecto de unos cuatro kilómetros de extensión con impresionantes desfiladeros. Además de su sorprendente entorno, podremos encontrar águilas reales o alimoches que aún dotan al paisaje de mayor misticismo y belleza.

Ruta de la Ñora

Esta ruta cuenta con un gran encanto y se dibuja por la costa de Gijón cerca del río Ñora. La duración del trayecto ronda la hora y media y puede ser una buena opción para los días de playa por la tranquilidad que proporcionan sus parajes.

Foces del río Pendón

Se trata de una ruta circular con una duración media en su trayecto de cinco horas. Uno de los puntos más atractivos de Foces del río Pendón su diversidad. A través de sus senderos podrás encontrarte con diferentes tipologías de paisajes y parajes que van desde la media montaña a la alta montaña incluyendo áreas de una belleza exquisita y ocupadas por animales pastando en libertad. Al tener una estructura en forma de anillo, podemos comenzar nuestro camino y finalizarlo en cualquier de sus puntos.

Comentarios

Comentarios

Loading...